Un polémico caso se suscitó la semana pasada en el municipio de Tamiahua cuando elementos de Tránsito Municipal dieron por muerto a un joven que fue víctima de un accidente, quedando su situación prácticamente sin efecto legal debido a lo establecido en el peritaje.

Según Alejandro Jiménez Cruz, su familiar tuvo un accidente vehicular en una de las calles principales de la villa pero debido a sus lesiones, fue trasladado a un hospital de Tuxpan; no obstante, para los agentes municipales de Tránsito, el joven murió la misma tarde del incidente.

Alejandro relata que al enterarse del percance y de corroborar que su hermano se encontraba estable, fue a Transito Municipal de Tamiahua a buscar información del caso, explicándole la autoridad que debido al fallecimiento de su hermano, sus pertenencias se enviaron a Tuxpan.

“Les pregunte, ¿porqué la moto esta allá en Tuxpan?, es que nos dijeron que había fallecido, que llevaba costillas quebradas y brazos, -y no es cierto,- que eso le habían dicho y que, según eso sabía (el agente de Tránsito)”.

Al evidenciar la flagrante equivocación de los agentes, la familia del accidentado solicita un peritaje serio y responsable ya que, aseguran los hechos no son como afirma Transito de Tamiahua, pues también establecen que se trató de un derrapon y no de un choque.

El familiar del accidentado solicita a las autoridades, llevar a cabo una investigación seria pues las lesiones de la víctima, asegura, no corresponden a las que se establece la autoridad.

En base a los testigos, refiere Alejandro, su hermano fue víctima de un atropellamiento y no de un derrapon, por tanto piden se efectué el peritaje como es y se encuentre al culpable.

Comentarios