Tamiahua, Ver.- Habitantes del municipio de Tamiahua pasaron una noche muy calurosa al no poder prender sus ventiladores o aires acondicionados por no contar con energía eléctrica, ya que una persona que manejaba bajo los influjos del alcohol terminó por estamparse contra un poste conductor de servicio ubicado a la altura de Paso San Lorenzo.

Los hechos se dieron desde el pasado martes por la noche, cuando un sujeto que conducía una camioneta cerrada, color verde obscuro y de modelo atrasado se salió de los límites de la carretera Tuxpan-Tamiahua al conducir ebrio y a exceso de velocidad, situación que desencadenó el percance y que a decir de personal de Comisión Federal de Electricidad terminó con saldo de varios miles de pesos.

Luego de que el atrabancado conductor terminara su loca carrera sobre uno de los postes sembrado en la curva que se encuentra unos metros antes de llegar a la entrada de la comunidad de San Marcos, la estructura de concreto terminó tirada a lo largo de la carretera, además de que algunos cables de alta tensión se reventaron y se vieron expuestos por varios metros.

Personal de seguridad como Policía, Tránsito y Protección Civil arribaron al lugar del percance, además de que un aproximado de 10 elementos de CFE llegaron para intentar restablecer el servicio, ya que luego del impacto más de la mitad del municipio se quedó sin energía eléctrica.

Eran aproximadamente las 9:00 de la noche cuando el servicio se restableció de forma intermitente en las viviendas, ya que luego de eso se generaron cinco apagones que elevaron el temor entre la población que mejor optó por desconectar sus aparatos para evitar que los cambios de voltaje los dañaran.

Fue hasta después de las 10:00 horas de este miércoles cuando el servicio se restableció de forma correcta, esto luego de que decenas de personas saturaran las líneas del #072 de CFE para reclamar las fallas y solicitar que les regresaran el indispensable servicio.

Comentarios