Tamiahua, Ver. Triste tragedia la que desencadenaron los lamentables hechos que se suscitaron el pasado fin de semana en las inmediaciones de la comunidad de Estero de Milpas donde una joven de 16 años de nombre Liz “N” dio a luz a su bebé para luego de meterlo en una bolsa negra terminara por arrojarlo a una fosa ubicada al interior de una construcción abandonada.

Como se recordará la tragedia comenzó el pasado viernes cuando la menor se atendió ella misma con utensilios de cocina y lo que encontró en su hogar, presentando complicaciones el siguiente domingo por lo que tuvo que ser internada en el Hospital Civil “Dr. Emilio Alcázar” en Tuxpan para después ser trasladada al regional de Poza Rica, donde desafortunadamente falleció la tarde de este martes.

Según lo narrado por conocidos de la menor, nadie tenía conocimiento de aquel embarazo por lo que los hechos registrados causaron gran controversia e indignación entre la población una vez que el movimiento policíaco y la exhumación del pequeño cuerpo fue finalizada por elementos de investigación procedentes del municipio de Tuxpan.

Se dijo que la joven perdió la vida a causa de las complicaciones derivadas de aquel parto mal logrado ya que parte de la placenta se quedó dentro de su útero y causó gran afectación a la estudiante de enfermería, ignorando a ciencia cierta qué fue lo que le cegó la vida.

Una primera versión indicaba que los actos realizados por la adolescente fueron empujados por el temor de que sus padres se enteraran de que estaba embarazada, mientras que otras versiones apuntan que este era el segundo embarazo que perdía y que en ambas ocasiones había contado con el apoyo de su madre, por lo que ahora serán los elementos de investigación quienes se encarguen de dar con la verdad.

Comentarios