Tamiahua, Ver.- Vendedores establecidos en la villa tiemblan de miedo tras el anuncio que hizo la empresa OXXO, ya que en próximas fechas estarían iniciando con la construcción de dos tiendas más, explicando los vendedores que de por si la situación es complicada, con la llegada de estas franquicias el panorama empeora.

Conocida vendedora que cuenta con su local en la zona centro de la villa indicó que, durante la primera semana de apertura de la mencionada tienda, su negocio logró vender 75 pesos en bebidas y abarrotes, cuando anteriormente los fines de semana las ventas les permitían surtir y además obtener ganancias.

Explican que no solo la mencionada tienda los ha afectado en cuanto a la preferencia de sus consumidores, ya que los inspectores de comercio también han hecho de su parte poniendo multas por supuestas faltas al reglamento, obligando a algunos a cerrar temprano mientras que a los más favorecidos se les permite vender hasta el amanecer.

Claman por mejores condiciones para ejercer el comercio, ya que aseguran todos pagan impuestos y tienen familias que mantener, por lo que además indican que el ingreso de la tienda de autoservicio situada sobre la calle Rivera los impacta de forma negativa y en caso de que se permita la construcción de dos más, la economía local terminaría por quebrar.

Comentarios