Tamiahua.- Luego de la fuerte movilización y despliegle policíaco que se realizó en la comunidad de Barra de Corazones, donde habitantes del lugar se manifestaban de forma pacifica para pedir a las empresas GDI, Bonatti y Transcanada cumplieran sus compromisos, por lo que integrantes del movimiento se dicen indignados con la situación.

Explicaron que luego de los actos violentos ocurridos como resultado de aquel operativo a cargo de la Policía del Estado, un total de ocho personas resultaron lesionadas, mismas que tuvieron que ser ingresadas a diversos centros hospitalarios para su atención médica.

Ante esta situación, se alistan para proceder de forma legal contra los elementos que actuaron con uso innecesario de la fuerza y armas de fuego, explicando que gracias a las imágenes y vídeos captados en la zona, fue posible identificar algunos elementos y número de unidades.

“Se pudieron grabar evidencias de la agresión hasta antes de que la Policía acordonara la zona para lesionar a pescadores, adultos mayores y amas de casa quienes en ningún momento se congregaron con la intención de afectar la obra, maquinaria o el campamento”

Narraron que luego del altercado ocurrido este lunes, un grupo de elementos pertenencias a la Policía del IPAX se quedaron en la zona para resguardar los trabajos y evitar que los inconformes se volviera a reunir o manifestar en el lugar.

Por lo que afirman todo se ha tratado de una violación de los Derechos Humanos de los pobladores que unicamente han ejercido su derecho de reunión y libertad de manifestación.

“Se suponía que sería una manifestación de forma pacifica como han sido las otras realizadas, es inadmisible que los elementos de la Policía Estatal se hayan comportado de tal manera, cuando se supone que están para resguardar la seguridad de la población, ya que lo único que pedimos es que se cumplan con las obras que se pactaron desde un principio de la obra” exponen.

Comentarios